¿Conoces las novedades y ventajas de la ortodoncia invisible? La técnica dental estética en demanda

Escrito por: DRA. CLAUDIA TORRES CARMONA

Publicado: 24/02/2023 | Actualizado: 10/03/2023

Editado por: LEO SANTOS

La ortodoncia invisible es una técnica más dentro de la ortodoncia que comprende el uso de alineadores de plástico planificados digitalmente, intercambiables cada 7, 10 o 14 días y divididos por etapas. En cada etapa el alineador realiza un movimiento lineal de 0.25mm y movimientos angulares de 1-2º dependiendo del caso.

 

Normalmente se requiere el uso de técnicas auxiliares ya que hay ciertos movimientos dentales que son altamente exigentes para este tipo de ortodoncia, como lo son: el uso de ataches, el desgaste interproximal para ganancia de espacio, botoneselásticos intermaxilares y minitornillos.

 

¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas ante un tratamiento de Ortodoncia tradicional?

  • La principal ventaja es la capacidad para empezar ya con el final en mente: al ser necesaria una planificación previa mediante un software de diseño 3D, tanto el clínico como el paciente pueden tener una idea muy precisa de los objetivos a conseguir y la hoja de ruta para llegar a ellos, ofreciendo imágenes visualmente fáciles de entender para los pacientes. De este modo, tenemos especial control a la hora de elegir qué dientes queremos mover, y cuáles no.
  • La alta estética que consigue esta técnica es uno de sus puntos fuertes, así como la necesidad de menos frecuencia de revisiones (especialmente útil en pacientes que viven lejos o pasan mucho tiempo viajando).
  • El hecho de ser removible, de quita y pon, es al mismo tiempo una ventaja y un inconveniente: es mucho más cómodo para el paciente, pero el tratamiento depende enteramente de la responsabilidad y la implicación del paciente con el plan establecido, ya que deben llevarse entre 20-22h al día.
  • El principal inconveniente es su precio, más elevado que una ortodoncia tradicional al ser un artículo personalizado, aunque este salto de precio entre una técnica y otra va a ir disminuyendo progresivamente según se liberalizan las patentes y la competitividad dentro de las empresas fabricantes.

Es fundamental asegurarse de que la persona detrás de la planificación sea un ortodoncista titulado con los conocimientos necesarios para hacer que la técnica funcione. Si se planifican unos movimientos imposibles de conseguir simplemente con las fundas de plástico, puede bien no producirse movimiento en absoluto o bien incluso producirse el movimiento contrario, y esto puede ser peligroso.

¿Qué tipo de pacientes son indicados?

Actualmente, cualquier tipo de paciente es subsidiario de ortodoncia invisible. Yo la recomiendo especialmente en casos de pacientes adultos con problemas de recesión gingival (falta de hueso para poder mover los dientes) y retratamientos de ortodoncia.

¿En qué casos no sería posible el uso de Ortodoncia Invisible?

Aquellos casos donde se presente una atrofia dental severa, es decir, alteraciones importantes de la forma del diente, o dientes especialmente pequeños o gastados; Ya que, al disminuir la superficie de contacto entre plástico y diente, las fuerzas transmitidas son escasas y poco optimizadas, resultando en un tratamiento lento y de difícil pronóstico.

 

Asimismo, hay ciertos casos de alta complejidad que, si bien no es una contraindicación absoluta la ortodoncia invisible, se beneficiarían de la predictibilidad y la velocidad de un tratamiento tradicional.

 

¿Cuánto dura el tratamiento?

Es muy variable. Desde 3 a 4 meses para retratamientos leves de ortodoncia, o pequeños movimientos previos a realizar otros tratamientos dentales, hasta más de 2 años para casos de alta complejidad. Cuando se realiza el estudio de ortodoncia se facilita una ventana temporal aproximada del tratamiento.

¿Existen diferentes tipos de Ortodoncia Invisible?

No, mejor dicho, existen diferentes “marcas”, y cada marca tiene su propio plástico que resulta de una mezcla entre varios tipos diferentes. Por ejemplo, pongamos que existe un plástico A y un plástico B, y una marca de alineadores fabrica con una proporción de 80% plástico A y 20% plástico B, mientras que otra utiliza una proporción del 50/50.

Hay ciertas combinaciones más efectivas que otras a la hora de transmitir el movimiento al diente, y esto ha sido ampliamente estudiado. Asimismo, hay muchos tipos de ataches, y cada marca tiene los suyos propios, pero realmente se parecen mucho.

 Hay ciertos algoritmos patentados por ciertas marcas que ayudan al clínico a la hora de la planificación 3D previa al tratamiento, así como distintos softwares utilizados para este diseño, unos más cómodos que otros para el doctor. Pero pese a todas estas diferencias, lo que más va a marcar la diferencia en tu tratamiento no es ni la marca, ni el plástico, ni los ataches; lo más importante es la persona que te está tratando, y tu implicación y constancia a la hora de utilizar tanto los alineadores como los elásticos.

En conclusión

A mí me gusta comparar esto con saber conducir y llevar un coche: obviamente, hay ciertas marcas de vehículos que tienen mejor motor, más potencia, diseños exclusivos… pero si el piloto que se sienta al volante (tu doctor) no se ha sacado el carné de conducir o es un pésimo conductor, aunque le des el coche más potente del mercado, quizá nunca llegues a tu destino.

Sin embargo, si a un piloto que sabe muy bien cómo funciona un vehículo y tiene mucha experiencia le das un coche de gama baja, quizá tarde más en llevarte a tu destino, pero llegarás.

Si el caso es complejo, recomiendo altamente la elección de una marca de ortodoncia invisible con muchos casos tratados y una buena combinación en su plástico; pero si el caso es sencillo, o el doctor tiene muchísima experiencia con esta técnica, no va a haber grandes diferencias y los resultados serán satisfactorios.

ODONTOLOGÍA Y ESTOMATOLOGÍA EN MÁLAGA